Gonzalo de Berceo
AQUI  ESCOMIENZA  LA  ESTORIA 
DE  SENNOR  SANT  MILLAN 
LA  QUAL  COMPUSO  
MAESTRE GONZALO  DE  BERăEO 
TORNADA  DE  LATIN  EN ROMANăE

 

 
LIBRO PRIMERO

1. Qui la vida quisiere de Sant Millan saber,
E de la su ystoria bien šertano seer,
Meta mientes en esto que yo quiero leer ,
Verß a do Únvian los pueblos so aver .

2. Secundo mia creenšia que pese al pecado,
En cabo quando fuere leydo el dictado,
Aprendrß tales cosas de que serß pagado,
De dar las tres meaias non li serß pesado.

3. ăerca es de Cogolla de parte de orient.
Dos leguas sobre Nagera al pie de Sant Lorent
El barrio de Beršeo, Madriz la iaz present:
y našiˇ Sant Millan, esto sin falliment.

4. Luego que fue nasšido, los que lo engendraron
Envuelto en sos pannos a eglesia lo levaron,
Commo la ley manda, baptismo demandaron:
Dieronielo los clerigos, de crisma lo untaron.

5. Luego que fue criado que se podiˇ mandar,
Mandˇlo ir el padre las obeias curiar,
Obedešiˇ el fijo, fuelas luego guardar
Con habito qual suelen los pastores usar.

6. Guardaba bien su grey commo muy sabidor ,
So cayado en mano a ley de pastor,
Bien referia al lobo e al mal robador:
Las obeias con elli avian muy grant sabor.

7. Abia otra costumne el pastor que vos digo,
Por uso una šitara traye siempre consigo,
Por referir el suenno, que el mal enemigo
Furtar non li pudiesse cordero nin cabrito.

8. Dioli estranna grašia el pastor šelestial:
Nin lobo nin res mala non li podie fer mal,
Tornaba so ganado sano a so corral,
Fašie a sos parientes servišio natural.

9. Mas el Rey de gloria que es de grant ambisa,
Quiso est ministerio cambiar en otra guisa,
Levantarlo del polvo, darli mayor divisa,
Lo que quando Úl quiere, aina lo aguisa.

10. Andando por las sierras, su cayado fincando,
Cumpliendo so offišio, sus obeias guiando,
Fuelo de fiera guisa el suenno apesgando,
Apremiˇ la cabeza, fosse adormitando.

11. Durmiˇ quanto Dios quiso suenno dulz e temprado,
Mientre iašie dormiendo fue de Dios aspirado,
Quando abriˇ los oios despertˇ maestrado,
Por partirse del mundo oblidˇ el ganado.

12. Entendiˇ que el mundo era pleno de enganno,
Querie partirse delli, ferse ermitanno,
De levar non asmaba nin conducho nin panno, ,
Fašieseli el dia mas luengo que un anno.

13. Asmˇ un buen conseio, todo Dios lo cobraba,
Que por prender tal vida doctrina li menguaba:
Sopo que Sant Felišes en Bilibo moraba,
La ora de veerle veer non la cuidaba.

14. Non lo metiˇ por plazo, nin lo quiso tardar,
Moviose de la sierra, empezˇs a desprunar ,
Por medio de Valpirri un sequero logar,
Pasta que en Villuvio ovo de arrivar .

15. Entrˇ en el castiello, fallˇ al castellero,
Al varon benedito, al feliz caballero,
Al ermitan orando en somo del otero
Plus umildosa-mientre que un monge claustero.

16. Cadioli a los piedes luego que fo sobido:
Dissol: meršet te clamo, de voluntat la pido,
Por partirme del mundo voto e prometido,
Quierote por maestro, por esso so venido.

17. Querria esta vida en otra demudar,
E bevir solitario por la alma salvar,
De loS višios del mundo me querrÝa quitar ,
Pora esso te vengo conseio demandar.

18. Non sÚ nada de letras, vßsmelo entendiendo,
De la sancta creenšia la raiz non entiendo:
Padre, meršet te clamo, a tos piedes jašiendo,
Que en esti lašerio vayas mano metiendo.

19. Demas si saber quieres dˇ vengo la raiz,
En Beršeo fui nado, šerca es de Madriz,
Millan me puso nomne la mi buena nodriz,
Pasta aqui mie vida con obeias la fiz.

20. Con esto Sant Felišes ovo muy grant alegria,
Rendie grašias a Dios e a Sancta Maria,
Entendie que non era fecho por arlotia,
Mas que lo mengeara Dios de la su mengia.

21. Rešibiolo de grado, metiˇ en Úl mission,
Demostroli los psaImos por fer su oracion,
Con la firme femenšia dioli tal nudrišion,
Que entendiˇ la forma de la perfection.

22. Fue en poco de tiempo el pastor psalteriado,
De ymnos e de canticos sobra bien decorado,
En toda la doctrina maestro profundado,
Faziese el maestro misme maravellado.

23. Quanto en la šienšia era mas embevido,
Tanto en la creenšia era mas enšendido:
Ya querria del castiello fuera seer exido,
Por tornar a los montes, bevir mas escondido.

24. Quando lo que buscaba ovo bien recabdado,
E de lo que dubdaba fue bien šertificado,
Demandˇ al maestro lišenšia el criado,
Ca querrie a las sierras tornarse de buen grado.

25. El maestro habiendo duelo e grant pesar,
Otorgˇ la lišenšia, non la podiˇ negar,
Dioli su bendišion commo la debie dar,
Qual la dß buen maestro a su buen escolar .

26. Fincˇse el maestro do se solia fincar,
Ovose el discipulo al monte a tornar,
Nunqua mas non leemos nin podemos trovar
Que se iuntassen ambos vivos en un logar.

27. ăerca es de Beršeo ond Úl fue natural,
En contra la Cogolla un anšianˇ val:
Era en essi tiempo un fiero matarral,
Serpientes e culuebras avien en Úl ostal.

28. Estaban grandes pennas en medio del valleio,
Avie de jus las pennas cuevas fieras sobeio,
Vivien de malas bestias en ellas grant conšeio,
Era por end grand siesta un bravo logareio.

29. El omne benedicto por seer escondido,
Render a Dios el voto que avie prometido,
En esfuerzo de Dios que es guion complido,
Metiˇse en las cuevas que avedes oido.

30. Fueron las bestias fieras con Úl fuert embargadas,
Todas fuyien antelli las cabezas colgadas,
Si les plˇgo o non, cambiaron las posadas,
Escombraron las cuevas las bestias enconadas.

31. Otra cosa retraen, mas non la escribieron,
Hi muestran los forados que las sierpes fišieron,
Las pennas foradaron, quand fincar non podieron,
Pero al omne bono nul pavor no1 fi~ieron.

32. Fincˇ el omne bono en las cuevas sennero,
Al so sennor sirviendo commo buen caballero,
Martiriaba sus carnes commo leal obrero,
Querie a todas guisas merešer el dinero.

33. Rezaba bien sus oras toda su salmodia,
Los ymnos e los cßnticos, toda la ledania,
Rezaba so salterio por uso cada dia, ,
Con todo est lazerio avie grant alegria.

34. Amaba desti mundo seer desembargado,
De la temporal vida era fuert enoiado,
Bien amarie que fuese su corso acabado,
E ex ir dest exilio de malvezeat poblado.

35. Parientes e vešinos avielos oblidados,
Nol membraba si eran o vivos o passados,
Ca toda su memoria e todos sus cuidados
Eran del otro sieglo do fuelgan los lazrados.

36. El varon benedicto maguer tanto lazraba,
Al so firme estudio poco li semeiaba,
Bien espendie so tiempo, bien se estudiaba,
La doctrina que prÝso non la menoscababa.

37. Fašie buena semienza, buena semient semnaba,
La tierra era buena, buen fructo esperaba,
Non sabie la siniestra lo que la diestra daba,
Siguie el Evangelio commo Dios lo guiaba.

38. Fašie el omne bono prešes multiplicadas,
Que Dios diesse acuerdo a las gentes erradas,
Cabtoviesse las buenas, salvasse las cuitadas
Que del mal enemigo non fuessen engannadas.

39. El varon acabado de complida bondat,
Anšiano de seso, manšebo de edat,
Vivie en esta vida de tan grant sanctidad,
Del so bien non podrie contar la meatat.

40. Peroque se queria šelar e referir ,
Ovo el so buen prešio a el mundo a essir ,
Ca non devie tal cosa el Criador sofrir
Por tan grant luminaria alli se encobrir .

40. Sonˇ la buena fama a los rioianos,
Las nuevas de los yermos ixieron a los planos,
Movieronse con esto los febles e los sanos,
Por veer al sant omite e besarli las manos.

42. El mont era espeso, el logar pavoroso,
Era por muchas guisas bravo e perigloso,
Non le tenie ninguno que era delectoso,
Si non el pastoršiello que era porfidioso.

43. Entendiˇ el sant omne que era mesturado,
Al que lo mesturado, avieli poco grado;
Vibria si lo dexasen, sin tanto gasaiado
Rezando so salterio que abie afirmado.

44. Fue con este roido el fradre embargado,
Con estas prošessiones fue mucho enoiado,
Ca avie otra guisa so corso ordenado,
De los prešios del mundo avie poco cuidado.

45. Querie de meior grado vevir con las serpientes,
Maguer son enoiosas, aven amargos dientes
Que derredor las cuevas veer tan grandes ientes,
Ca avie obligados por esso sos parientes.

46. Vio que del roido non se podie quitar
Si en essa possada quisiesse abitar:
Ovose de las cuevas por esso arrancar,
Ca non querie al so grado el voto quebrantar.

47. Ovose de las cuevas por esso a mover.
De guisa que nol podiˇ nul omne entender:
Metiose por los montes por mas se esconder,
Con las bestias monteses su vida mantener.

48. El varon aforzado de la santa creencia,
A vie con Dios sennero toda su atenenšia,
Levaba dura vida, fašie fuert abstenenšia,
Con los višios del mundo avie grant malquerenšia.

49. Andaba por los montes, por los fuertes logares,
Por las cuestas enfiestas e por los espinales,
Encara oyen dia parešen los altares,
Los que estonz fišieron los sos sanctos pulgares.

50. Nin nieves, nin eladas, nin ventiscas mortales,
Nin cansedat, nin famne, nin malos temporales,
Nin frio, nin calentura, nin estas cosas tales
Sacar non lo podieron dentre los matorrales.

51. Nunqua tornˇ la cara el varon acordado,
Nunqua perdiˇ un punto de todo lo ganado,
Meiorˇ todavia, siempre fue mas osado,
Avie muy grant despecho por esto el peccado.

52. Fizo muchos ensayos la bestia maleita
Por estorbar la vida del sancto eremita,
Mas la virtut de Dios sancta e benedicta
Guardˇlo commo guarda omne a su ninnita.

53. Guerreßbalo mucho por muchas de maneras,
A qual parte que iba tenieli las fronteras,
Dßbali a menudo salto por las carreras,
Mas non li valiˇ tanto commo tres cannaveras.

54. El buen siervo de Christo tales penas levando,
Por las montannas yermas las carnes martiriando
Iba enna Cogolla todavia puiando,
E quanto mas puiaba mas iba meiorando.

55. De la sue sancta vida qui vos podrie dešir?
Non la podrie nul omne asmar nin comedir,
Non es qui la podiesse qual era peršebir,
Fuera qui la podiesse en si mismo sofrir.

56. Andando por las sierras el ermitan sennero
Subiˇ en la Cogolla en somo del otero,
Alli sufriˇ grant guerra el sancto caballero
De fuertes temporales, e del mortal guerrero.

57. Y estß oy en dia, aun non es defecho,
Un oratorio, dišen que Úl lo ovo fecho,
Alli daba a Dios de sus carnes derecho,
Martiriandolas mucho e dandolis mal lecho.

58. Querria si lo quisiese el Rey šelestial,
De que sobido era en tan alto poyal,
Quitarse del embargo de la carne mortal,
Lo que avie Dios puesto en mas luenga sennal.

59. Dišie el buen christiano, fašie su orašion:
Sennor Rey de gloria, oi mi petišion,
Sacame dest lašerio de tan fiera pasion,
Io la tu faz deseo, ca otra cosa non.

60. De que me aduxiste en tan alto puyal,
De qui toda la tierra pareše fastal mar,
Si me lo la tu grašia quisiesse condonar,
Sennor, aqui querria de mi grado finar.

61. Si tu esto quiesieses sofrir e otorgar ,
Del otero al valle me querria tornar;
Pero si t˙ al quieres e me mandas fincar ,
Quiero, maguer lazrado, tu meršet esperar.

62. Desend el omne bueno en orabuena nado
Por temor de los omnes que serie barruntado,
Cambiˇse del otero, buscˇ otro collado,
Ca de servir a Dios non era enoiado.

63. Quarenta annos vÝsco solo por la montanna,
Nunqua de omne ovo solaz nin companna,
Nin vito nin vestido, que es maior fazanna,
Conffessor tan prešioso non našiˇ en Espanna.

64. Benedictos son los montes do est sancto andido,
Benedictos los arbores so los quales estido,
Ca cosa fue angelica de bendiction complido.

65. Creatura fue sancta de Dios mucho amado,
Que sin sermon ninguno de Dios fue aspirado,
Sufriˇ tan fuert lašerio tiempo tan prolongado,
Parece bien por oio que de Dios fue guiado.

66. Pareše tan grant cosa que de Dios fue guiada,
Si non, non sufririe atan fiera ielada,
Nin tantos di as malos, nin tanta espantada:
Mas Dios era por todo la sue vertut sagrada.

67. Tanto podio andar de los omnes fuyendo
Pasšiendo erbezuelas, aguas frias bebiendo,
Que vino en disteršio noches malas prendiendo:
Siempre en bien puiaba andando e seyendo.

68. Dešir non vos podriemos todas sues trasnochadas,
Nin todos los logares en qui tovo posadas,
Destaiarvos queremos de las fuertes andadas,
Sacarlo de los yermos a las tierras pobladas.

69. El Rey de los šielos que nada non oblida,
Que ant sabe la cosa que omne la comida,
La fama del so siervo de la pregiosa vida
Non quiso que soviese en el mont abscondida.

70. De los XL. annos non li menguaba nada,
Que tenie esta vida tan fuert e tan lazrada,
Echoli Dios en cabo una buena šelada,
Non serie menester que non fuesse echada.

71. Tarazona li dizen, šibdad es derechera,
Iaze entre tres regnos, de todos en frontera,
Aragon e Castiella, Navarra la teršera,
DÝzria qui la sopiesse, esto es cosa vera.

72. De las otras noblezas que avie la šibdat,
De fablarvos en ellas serie grant prolixidat,
De tornar en el bispo es nuestra voluntat,
Que era omne sabio, amador de bondat.

73. Dimio era so nomne, dizlo la escriptura,
Omne bien ensennado, sabidor de mesura,
Por verdat vos lo digo sin otra apostura,
Que nos buscˇ a todos muy grant buena ventura.

74. El leal coronado bispo de la šibdat
Ovo barrunt šertera, sopo la poridat,
Envioli sues letras ruegos de amiztat,
Que li diesse sue vista por Dios e caridat.

75. En orašion estaba el sancto conffessor
Rezando e fašiendo prešes al Criador,
Vinoli el mandado del bispo su sennor,
El bon omne con ello ovo poco sabor.

76. Empezˇ el sancto omne muy firme a plorar,
Ca con esta carrera avie muy grant pesar,
Moviolo la grant premia, ca temie de peccar
Si la obedien~ia quisiesse desdennar.

77. Con qual abito pudo pensose de mover,
Non vos lo se dešir ont lo podio aver,
Desendiˇ de los montes en qui solie seer,
Empezˇ la carrera de la šibdat tener.

78. Entrˇ en la šibdat la cabeza primida,
La barba muy luenga, la crin mucho crešida,
Dišien los omnes todos quisque por sue partida,
En omne tal fereza que nunqua fue oyda.

79. Fue el ermitan sancto sobra bien recebido,
El bispo quant lo vio tovose por guarido,
Conosšiˇ bien que era omne de buen sentido,
Que a la obedienšia vino tan conošido.

80. Frade, disso el bispo, tengotelo a grado,
Porque obedešist tan bien a mio mandado:
Maes aun non me tengo que so bien entergado,
Si maes de tu fašienda non so šertificado.

81. Por caridat te ruego e en don te lo pido,
Que me digas tu nomne, e lo que as soffrido,
Ont eres natural, commo fust convertido,
Ca non es el tu merito por seer abscondido.

82. Millan fue embargado con el coniuramiento,
Non se cuidˇ veer en tal aficamiento,
Non se podiˇ denodar contra el mandamiento,
Recudioli el bispo con todo complimiento.

83.Dissoli los parientes de qual villa los ovo,
Commo Sant Felišes en escuela lo tovo,
Los annos e los tiempos que en los montes sovo,
E en esti comedio qual šebo lo mantovo.

84. Grašias, disso el bispo, al Rey šelestial
Que descubriˇ al mundo tan prešiosa sennal;
Non est esti tesoro de prešio siuuelqual,
De qui esto veemos aun veremos al.

85.Fradre, disso, tue cosa asmela bien contada,
La voluntat agora la tengo bien pagada,
Veemos que merešes en šielo grant soldada,
Ca aves en est sieglo fiera pena levada.

86. Pero si tu lazerio quieres bien enšerrar ,
E quieres maior grašia del Criador ganar,
Quierote dar conseio, tu debeslo tomar,
Que te quieras por Dios en preste ordenar .

87. Si tomares las ordenes e la missa dissieres,
En sancta Dei ecclesia to offišio complieres,
Salvarßs muchas almas varones e mugeres,
Non lo porras por plazo si creerme quisieres.

88. Debes el evangelio escuchar e creer,
El cabdal sin gananšia non lo debes render,
Debes por tus christianos la tu alma poner ,
Si non, Dios grant rencura puede de ti aver.

89. Los unos con conseio, los otros con orašion,
Los otros con obras, los otros con sermˇn,
Soltarßs muchas almas de la mortal prison,
Rešibras por ello de Dios buen gualardon.

90. Recudiˇ el sant omne, fueli obedient:
Sennor, disso farello de buena mient,
Guie nuestra fašienda el Rey omnipotent,
Que los tres reyes magos guiˇ en orient.

91. Fue luego seršenado alto en derredor:
Radioli la barba, vestieronlo meior,
Dieronli quatro grados al sancto confessor,
Desent las otras ordenes de dignidat mayor.

92. El confessor prešioso quando fue ordenado,
Demandˇ la licenšia al buen bispo sagrado,
Que se querrie venir sil fuesse condonado
Al barrio de Beršeo en qui fuera criado.

93. Quando ovo del bispo la lišencia ganada,
IssÝo de Tarazona la bendišion tomada,
MetÝose en carrera la persona onrrada,
Veno pora Beršeo a sue propria posada.

94. Quando fue en Beršeo el lazrado varon,
No1 podÝe conošer la su generašion,
A los unos plazie e a los otros non;
Pero la clerešia cogiolo en rašion.

95. En santa Eolalia entrˇ por rationero,
Valie mas el capitol por el bon compannero,
Guiaba bien so pueblo el pastor derechero,
Non commo meršenario nin commo soldadero.

96. MetÝe doctrina sana entre la clerešia,
Ca tales avie dellos que trayen folia,
Con legos e con clerigos lazdraba cada dÝa,
ContendÝa por levarlos todos a meioria.

97. Complie bien so offÝšio commo la orden mandaba;
Maguer era novišio maestro semeiaba,
En fer a Dios servišio Millan nunqua cansaba,
Maes sobre lo al enna almosna puiaba,

98. Partielo a los pobres quanto que Dios li daba
Al christiano perfecto de cras non li membraba,
El que de sue rencura con el se conseiaba,
Quando del se partie pagado se tornaba.

99. Si ploguiesse a Christo, a la sue vertut sagrada,
Que corriese la rueda commo era compezaja,
La villa de Beršeo serie bien arrivada,
Mas fue a poco tiempo la cosa trastornada.

100. Contendie el sancto omne en fer a Dios plašer,
Convertir los errados, los pobres apašer,
Mas en los clerigos ovo envidia a našer,
La que fizo a Lušifer en infierno caer.

101. Fueron alguantos dellos de invidia tannidos,
Fueron de mal venino los malos corrompidos
Levantaronli crimenes los torpes fallešidos,
Los que Úl nunqua ovo fechos nin comedidos.

102. Blasmaronlo que era omne galeador,
Que era de los bienes del comun gastador,
Entendiolis los cueres el sancto confessor,
Porque tan mal erraban oyo Úl grant dolor.

103. Dišie entre so cuer: ay padre glorioso
Que fašes lo que quieres commo Rey poderoso!
Siempre amÚ foir esti sieglo astroso,
Ca sabia que era malo e perigloso.

104.Sennor, yo non podi esto de ti ganar:
Ovi por mis peccados en elli a tornar,
En logar de servirte b˙scote grant pesar,
Quando aven por mi los omnes a pecar.

105.Sennor, si tu quisiesses, yo mucho lo querrÝa,
De vevir solitario commo vevir solÝa,
TornarÝa de grado a la ermitannia,
Ca fago grant enoyo a esta clerecÝa.

106. El preste benedicto sašerdot derechero,
Dessˇ Santa Eolalia do era rašionero:
Issiˇ much encubierto todo solo sennero,
Tornˇse a las cuevas do morara primero.

107. Por complir su offišio fizo hy sue capiella,
ăerca del oratorio edificˇ sue siella:
Maguel era la casa angosta e poquiella
De prešioso tesoro estaba bien pleniella.

108. Sennores, Deo grašias, contadovos avemos
Del sancto solaterio quanto saber podemos,
E de las sues andadas secund lo que leemos
Desaqui, si quisieredes, ora es que folguemos

 

 

Obras Completas de Gonzalo de Berceo,
Instituto de Estudios Riojanos, Logro˝o 1974 

volver
Biblioteca  Gonzalo de Berceo

copyright ę www.vallenajerilla.com