Gonzalo de Berceo
AQUI  ESCOMIENZA  LA  ESTORIA 
DE  SENNOR  SANT  MILLAN 
LA  QUAL  COMPUSO  
MAESTRE GONZALO  DE  BERăEO 
TORNADA  DE  LATIN  EN ROMANăE

 

 

 LIBRO TERăERO                                                  


321. El tercero libriello avemos de dešir
De prešiosos miraclos sabroso de oyr:
Si fuere vuestra grašia quem querades soffrir,
Non quiero tan ayna de vos me despidir.

322. Fue por toda la vida ayna retrahido
Que era el sant omne desti sieglo transsido,
Que se era probado por sancto muy complido,
Que avie muy enfermo, deque moriˇ, guarido.

323. Avie en una villa dos šiegos muy lazdrados,
Vivien en grant miseria de todo bien menguados,
Odieton estas nuebas, estos buenos mandados,
Ovieron grant feuza de seer allumnados.

324. Yxieron de sues casas ambos con sos guiones,
Entraron en carrera fincando sos bordones,
Vinieron al sepulcro lazdrados dos varones,
Pero sedien alegres entre sos corazones.

325. Metieron grandes vošes, ca tal es sue natura,
Sennor, dissieron, valnos, odi nuestra rencura,
Entiendes nuestra mengua, nuestra grave ventura,
Commo vevimos siempre en tiniebra oscura.

326. Sennor, que tanto vales porqui faze Dios tanto,
Que de toda la tierra eres salut e manto,
Por estos pecadores ruega al padre sancto
Que denne poner termino al nuestro luengo planto.

327. Sennor, si nos non sanas, daqui nunqua iztremos,
Por ir quales veniemos, aqui nos fincaremos:
Padre, si tu quisieres, firme-mientre creemos
Que de lo que pidimos con recabdo iremos.

328. Fue la voz de los šiegos del Criador oyda,
Fue la lumne en ellos manamano venida,
Fue por la vertut sancta la tiniebra foida,
La forma destorpada tornˇ toda complida.

329. Quando la luz vieron que avien desusada,
Prisieron a desora una grant espantada,
Tovieron un grant dia la memoria turbada,
Que entrar non podieron en acuerdo por nada.

330. Cobraron sue memoria un grant dia passado,
Vieron que so pleyto era bien recabdado,
Rendieron a Dios grašias, al varon onrado,
Tornaron a sues casas el guion oblidado.

331. Ant el cuerpo prešioso que Dios mucho amaba
Colgaba una lampada que siempre alumnaba:
Nunqua dias nin noches sin olio non estaba.
Fuera quando el ministro la mecha li cambiaba.

332. De qual guisa que avino en una sonochada.
Era de San Iohan vigilia sennalada,
Fallešiolis el olio a los de la posada,
Non tenien que quemassen nin una pugesada.

333. El sacristan teniese fera-ment por errado,
Commo era mal apriso sedie fuert embargado,
Aver non lo podie a compra nin mudado,
Pesabal que el tumulo non era alumnado.

334. El Rey de los šielos de complida potenšia
Que tenia a sos siervos durable bien querenšia,
Por sue misericordia vio esta fallenšia,
Embiˇlis conseio de grant magnifišenšia.

335. Quando la noche veno, la ora de folgar,
Entrˇ el sacristano el sepulcro catar,
Vio arder la lßmpada delante el altar
Plena de meior olio que solie comprar.

336. Fezose el buen omne mucho maravellado
Desta lumne tan clara, olio tan exmerado,
Entendiˇ que non era de buhones comprado,
Mas que lo avie Dios del šielo embiado.

337. Tansieron las campanas, tovieron grant clamor,
Rendieron los calonges lßudes al Criador,
Fizieron reverenšia al sancto confessor,
Que avie tal entrada en Dios nuestro sennor.

338. Ovieron otro dÝa acuerdo meiorado,
Pusieron otro olio, fue aquello alzado,
Com era sancta cosa, fue tan bien adonado
Que guarešiˇ por ello mucho enfermo cuitado.

339. Quantos nunqua venien de cualquier malatia.
Estos eran cutiano e muchos cada dÝa,
Untabanlos con ello e avien meioria,
Nunqua lis era uebos buscar otra mengia.

340. Avie entre los otros una mugier lazrada
Que avie en su cuerpo enfermedat doblada;
Los piedes avie muertos, la vision turbada:
Iazie la mezquiniella muy mal encaršelada.

341. Untßronla del olio dˇ avie la dolor,
Los oios e los piedes teniendoli clamor,
Fue luego bien guarida, grado al Criador ,
E a la vertut sancta del sancto confessor.

342. Avie dos omnes bonos en la villa de Prado,
Marido e mugier, un convenient casado,
Avien una fijuela quelis avie Dios dado:
Mas amaban a ella que quanto avien ganado.

343. En tres annos andaba, ya era peonziella,
Tenienla los parientes siempre bien vestidiella,
Ovo a enfermar muy fuert la mesquiniella,
Tanto que li estaba por exir la almiella.

344. Por esto los parientes estaban desarrados,
Por sue muerte misma non serien mas cuitados,
Andaban dando vozes commo embellinnados,
Ca en ella tenien los oios exaltados.

345. Con cueta de la fiia entrambos sos parientes
Ovieron a meter en una cosa mientes,
Levarla al sepulcro de qui todas las yentes
Se partien bien alegres, maguer vinien dolientes.

346. Aguisaron la ninna, entraron en carrera,
Con offrenda fermosa de olio e de šera:
Mas ante que compliessen la iomada primera,
Fue passada la ninna por qui todo esto era.

347. Los parientes del duelo andaban enloquidos,
Tirando sos cabellos, rompiendo sos vestidos:
Los que eran con ellos en companna venidos
A derredor del cuerpo sedien muy doloridos.

348. Con todo el desarro que lis era venido,
Ovieron a entrar; pero en so sentido
Asmaron un conseio, de Dios fue proueido,
Ca la fin lo demuestra que fue bueno complido.

349. Asmaron de levarla, maguer era passada,
Al sancto confessor a qui fue comendada:
Quando viva non pudo veer la su possada,
Que fues quando era muerta šerca Úl soterrada.

350. Aguisaron el cuerpo fašiendo muy grant planto.
Ovieron a levarlo delant el cuerpo sancto,
Pusieronlo en tierra cubierto con so manto,
Ca quando lo vedien, avien muy grant quebranto.

351. Los fradres de la casa, omnes bien acordados
Vierˇn estos omnes fera-ment quebrantados:
Asmaron entre si que eran mal yantados,
Ca saben con tal duelo amargos los boccados.

352.Rogßronles que fuessen un poco sopear
Por referir la cueta, el lazerio temprar,
Dexaron la defunta delante el altar,
Fueron al refitorio la caridat tomar.

353. Mas com el lazerio eran fuert quebrantados,
Del andar e del planto fiera-ment encassados.
Dormieron sendos poccos quando fueron šenados.
Mas fueron con la rabia ayna levantados.

354. Mientre ellos folgaban, el confessor prešioso
Rogˇ por la defunta al sennor glorioso:
El Rey de los šielos sancto e poderoso
Rešibiˇ la pregaria commo muy piadoso.

355. Ixieron los lhantores, dos ratiellos passados,
Dando a sus cabezas con los punnos šerrados,
El padre e la madre de todos delantados,
Los que los corazones tenien mas fazilados.

356. Fueron a la eglesia la defunta veer,
Los unos en companna, los otros por planner,
Los otros por osequio e vigilia tener;
Mas quiso Dios la cosa otra guisa poner.


357. Luego que asomaron a oio del altar,
Vieron la defunta en sos piedes estar
Viva e bien guarida reir e trebeiar,
Tan bien commo, si fuesse criada del logar.

358. Dubdaron los parientes quando esto vidieron,
Todas las otras yentes grant espanto prisieron,
Sovieron un grant dia que bien non lo credieron,
Ca de veer tal cosa sospecha non ovieron.

359. Pero fueron en cabo šerteros de la cosa,
Que lis avie valido le vertut gloriosa,
Rendieron a Dios grašias, cantaron una prosa,
El Te Deum laudamus que es laude fermosa.

360. Ploraban los parientes de muy grant alegria,
Plazie al pueblo todo e a la clerešia:
Todos dizien que fuera benedicto aquel dia
Quando tal omne nßsco de tal podestadia.

361.Tovieron su vigilia con grandes estadales,
Udieron los matines, las missas matinales,
Fišieron sus ofrendas largas e generales,
Con muy grant alegria fueron a sus ostales.

 

Obras Completas de Gonzalo de Berceo,
Instituto de Estudios Riojanos, Logro˝o 1974 

volver
Biblioteca  Gonzalo de Berceo

copyright ę www.vallenajerilla.com