Gonzalo de Berceo
 ESCOMIENZA LA VIDA 
 DEL GLORIOSO CONFESOR
 SANCTO DOMINGO DE SILOS

 

LIBRO : PRIMERO    SEGUNDO   TERCERO

 

Libro primero

1.En el nomne del Padre, que fizo toda cosa,
Et de don Ihesuchristo,fijo de la Gloriosa,
Et del Spiritu Sancto,que egual dellos posa,
De un confessor sancto quiero fer una prosa.

2.Quiero fer una prosa en roman paladino
En qual suele el pueblo fablar a su vešino,
Ca non so tan letrado por fer otro latino,
Bien valdrß,commo creo,un vaso de bon vino.

3.Quiero que lo sepades luego de la primera
Cuya es la ystoria, metervos en carrera:
Es de Sancto Domingo,toda bien verdadera,
El que dišen de Silos,que salva la frontera.

4.En el nonne de Dios,que nombramos primero,
Suyo sea el prešio,yo serÚ su obrero,
Galardˇn del lašerio yo en Úl lo espero,
Que por poco servišio da galardˇn larguero.

5.Sennor Sancto Domingo,dizlo la escriptura,
Natural fue de Cannas,non de bassa natura,
Lealmente fuÚ fecho a toda derechura,
De todo muy derecho,sin nulla depresura.

6.Parientes ovo buenos,del Criador amigos,
Que siguien los ensiemplos de los padres antigos.
Bien sabien escusarse de ganar enemigos:
Bien les venie en mientes de los buenos castigos.

7.Iuhan avie nomne,el su padre ondrado,
del linnage den Manns un omne sennalado,
Amador de derecho,de seso acabado,
Non falsarie su dicho por aver monedado.

8.El nombre de la madre dešir non lo sabria.
Commo non fuÚ escripto non devinaria;
Mas vayala el nombre Dios,e Sancta Maria:
Prosigamos el curso,tengamos nuestra via.

9.La šepa era buena,emprendiˇ buen sarmiento,
Non fu┤commo canna,que la torna el viento,
Ca luego assi prendiˇ,commo de buen šimiento,
De oir vanidades non le prendie taliento.

10.Servie a los parientes de toda voluntat,
Mostraba contra ellos toda humildat,
Traie,maguer ninnuello,tan gran simplicidat,
Que se maravillaba toda la vešindat.

11.De risos,nin de iuegos avie poco cuidado,
A los que lo usaban avieles poco grado;
Maguer de pocos dias,era muy mesurado,
De grandes,e de chicos era mucho amado.

12.Traie en contra tierra los oios bien premidos,
por non catar follias tenialos bien nodridos;
Los labros de la boca tenialos bien še˝idos,
por non dešir follias,nin dichos corrompidos.

13.El pan que entre dÝa le daban los parientes,
Non lo querie Úl todo meter entre los dientes,
Partielo con los mozos que avie connošientes:
Era mozo comprido,de mannas convinientes.

14.Creo yo una cosa,e se bien que es verdat,
Que lo yba ganando el Rey de Maiestat,
Ca faše tales cosas la su benignidat,
Que a la bestia muda da razonitat.

15.Essa vertut obraba en este criado,
Por essi ordenamiento vivie tan alumbrado,
Si non de tales dias non serie sennado,
Siempre es bien apriso qui Dios es amado.

16.Si oie razon buena,bien la sabie tener
Recordabala siempre,que non la querie perder:
Santiguaba su šebo quando querie comer,
Si fašie que se quiere que avie de beber.

17.Dešie el Pater noster sobre muchas vegadas,
Et el Credo in Deum con todas sus posadas,
Con otras orašiones que avie costumnadas,
Eranle estas nuevas al diablo muy pesadas.

18.Vivie con sus parientes la sancta criatura,
El padre,e la madre querianlo sin mesura:
De nulla otra cosa Úl non avie ardura,
En aguardar a ellos metie toda su cura.

19.Quando fuÚ peonšiello,que se podie mandar,
Mandˇlo yr el padre las ovejas guardar:
Obedešiˇ el fijo,que non querie pecar,
Ixˇ con su ganado,pensˇlo de guiar.

20.Guiaba su ganado,como faz buen pastor,
Tan bien non lo farie alguno mas mayor,
Non querie que entrasen en agena labor,
Las oveias con elli avien muy grant sabor.

21.Dabales pastos buenos,guardabale de danno,
Ca temie que del padre rešibrie sossanno:
A rico,nin a pobre non querie fer enganno,
Mas querie de fiebre yašer todo un anno.

22.Luego a la mannana sacabalas en šierto,
Tenie en requirirlas el oio bien abierto,
Andaba šerca dellas prudient, e muy espierto,
Nin por sol,nin por pluvia non fuÝe a cubierto.

23.Caminaba a la tarde con ellas a posada, 
Su cayado en mano,con su capa vellada:
A los que lo fišieron,luego commo entraba
Besabales las manos,la rodiella fincada.

24.El pastor que non duerme en ninguna sazon,
Et fizo los abyssos que non avien fondon,
Guardabali el ganado de toda lesion,
Non fašie mal en ello,sin lobo,nin ladron.

25.Con la guarda sobeia quel pastor les daba,
Et con la sancta grašia que Dios le minstraba,
Aprodaba la grei,cuatino meioraba,
Tanto que a algunos envidia lis tomaba.

26.Abel el protomartir fuÚ pastor primero,
A Dios en sacrifišio diˇ el meior cordero,
Fišiole Dios por ende en šielo paršionero,
Demosle al de Silos por egual compannero.

27.Los sanctos patriarchas todos fueron pastores,
Los que de la ley veya fueron componedores,
Assi commo leemos e somos sabidores,
Pastor fuÚ Samillan,e otros confessores.

28.De pastores leemos muchas buenas razones,
Que fueron prudientes,e muy sanctos varones:
Esto bien lo trobamos en muchas de lectiones,
Que trae este ofišio buenas terminašiones.

29.Ofišio es de prešio,non caÝe en viltanza,
Sin toda depresura, de gran significanza:
David tan noble rey,una fardida lanza,
Pastor fuÚ de primero sin ninguna dubdanza.

30.Nuestro sennor don Christo,tan alta podestat,
Dixo que pastor era,e bueno de verdat:
Obispos,e abades quantos an dignidat,
Pastores son clamados sobre la christiandat.

31.Sennor Sancto Domingo de prima fuÚ pastor,
Depues fuÚ de las almas padre,e guiador:
Bueno fuÚ en comienzo,a postresmas meior,
El Rey de los šielos nos dÚ el su amor.

32.Quatro annos andido pastor con el ganado,
De quanto le echaron era mucho criado:
Teniese el su padre por omne venturado,
Que criado tan bueno le avia Dios prestado.

33.Movamos adelante, en esto non tardemos,
La materia es grant,mucho non demoremos,
Ca de las sus bondades,maguer mucho andemos
La millesima parte deširla non podremos.

34.El sancto pastorciello,ninno de buenas mnnas,
Andando con so grey por termino de Cannas,
Asmˇ de ser clerigo,saber buenas fazannas,
Por vevir onesto con mas limpias compannas.

35.Plˇgo a los parientes,quando lo entendieron,
Cambiaronle el habito,e otro meior le dieron,
Buscaronle maestro,el meior que pudieron,
Levaronlo a la eglesia,a Dios le ofrešieron.

36.Dieronle sus cartiellas a ley de monašiello,
Assentˇse en tierra,tollˇsse el capiello,
Con la mano derecha prÝso su estaquiello,
PrÝso fastal titol en poco de ratiello.

37.Venie a su escuela el infant grant mannana;
Non avie a deširgelo,nin madre nin hermana,
Non fašie entre dia luenga meridiana,
Anduvo algo aprisa la primera semana.

38.FuÚ en poco de tiempo el infant salteriado,
De hymnos, e de canticos,bien,e gent decrado,
Evangelios,epistoles aprisˇlas privado,
Algun mayor levaba el tiempo mas baldado.

39.Bien leie,e cantaba sin ninguna pereza,
Mas tenie en el seso toda su agudeza,
Et sabia que en esso la yašia proueza,
Non querie el meollo perder por la corteza.

40.FuÚ alzado el mozo,pleno de bendišion,
Sallˇ a manšebia,yxiˇ sancto varon,
Fašie Dios por Úl mucho,oye su orašion,
FuÚ saliendo a fuerza la luz del corazon.

41.Ponie sobre su cuerpo unas graves sentenšias,
Ieiunios,e vigilias,e otras abstinenšias,
Guardabase de yerros, e todas fallenšias,
Non falsarie por nada las puestas convenenšias.

42.El obispo de la tierra oyˇ deste christiano,
Por quanto era suyo,tovose por lozano,
Mandol prender las ˇrdenes,diogelas de su mano,
FuÚ en pocos de tiempos fecho missacantano.

43.Cantˇ la sancta missa el sašerdote novišio,
Yba onestamente en todo su ofišio,
Guardaba su eglesia,fašia a Dios servišio,
Non mostraba en ello nin pereza,nin višio.

44.Tal era commo plata,mozo casto gradero.
La plata tornˇ oro quando fuÚ epistolero,
El oro margarita quando fuÚ evangelistero,
Qunado subiˇ a preste semeiˇ al lušero.

45.Toda sancta eglesia fuÚ con Úl enxalzada,
Et fuÚ toda la tierra por elli aventurada,
Serie Cannas por siempre rica, e arribada,
Si elli non oviesse la seyia canviada.

46.Castigaba los pueblos el padre ementado,
Acordaua las gentes,partielas de pecado,
En visitar enfermos non era embargado,
Si podia fer almosna,fašiala de buen grado.

47.Contendie en bondades yvierno e verano,
Qui gelo demandaba dabal conseio sano,
Mientre el pan duraba non cansaba la mano,
Entenderlos podemos que era buen christiano.

48.De quanto nos dešimos Úl mucho meior era,
Por atal era tenido en toda la ribera,
Bien sabia al diablo tenerle la frontera,
Que non lo engannasse por ninguna manera.

49.El preste benedicto, de que fuÚ ordenado,
Sovo anno e medio alli do fuÚ criado,
Era del pueblo todo queriido,e amado,
Pero por una cosa andaba conturbado.

50.FuÚ las cosas del siegloel buen omne asmando,
Entendiˇ commo yban todas empeyorando,
Falsedat e cobdišia eran fechas un vando,
Otras muchas nemigas a ellas acostando.

51.Dišie: Ay mesquino! si non cambio logar,
Lo que yo non querria abrelo aqui passar,
El lino cabel fuego malo es de guardar,
Suelen grandes peligros de tal cosa manar.

52.Si yo peco en otre, de Dios serÚ reptado,
Si en mi pecare otre,temo serÚ culpado,
Mas me vale buscar logar mas apartado,
Meior me serß esso que vivir en pecado,

53.Los qui a Dios quisieron dar natural servišio,
Por amor qui pudiessen guardarse de višio,
Essa vida fišieron la que yo fer cobdišio,
Si guardarme quisier el don que dixo,sišio.

54.En los primeros tiempos myos antešesores,
Qui de sancta eglesia fueron šimentadores,
De tal vida quisieron fašerse sofridores,
Sofrieron sed, e fambre,eladas, e ardores.

55.Sant Iohan el Baptista,luego en su ninnez,
Renunšiˇ el vino,sizra, carne, e pez,
Fuyˇ a los desiertos,donde ganˇ tal prez,
Qual non dixrie nul omne,nin alto,nin befez.

56.Antonio el buen padre, e Paulo su calanno,
El que fuÚ,commo dišen,el primero ermitanno,
Vizquieron en el yermo en un desierto estranno,
Non comiendo pan bueno,nin vistiendo buen panno.

57.Maria la Egypšiaca,pecatriz sin mesura,
Morˇ mucho en yermo,logar de grant presura,
Remediˇ sus pecados sofriendo vida dura:
Qui vive en tal vida es de buena ventura.

58.El confesor prešioso,ques nuestro vešino,
Samillan el caboso,de los pobres padrino,
Andando por los yermos y abriˇ el camino,
Por end subiˇ al šielo,do non entra merino.

59.El su maestro bueno San Felišes clamado,
Que yazie en Billivio en la cueba cerrado,
Fo ermitanno vero en bondat acabado,
El maestro fo bueno,e nudriˇ buen criado.

60.Essos fueron,sin dubda,omnes bien acordados,
Qui por salvar las almas dexaron los poblados,
Visquieron por los yermos mezquinos,e lazrados,
Por ent fašen vertudes,onde son adorados.

61.Muchos son los padres que fišieron tal vida,
Yace en Vitas Patrum dellos una partida,
Toda gloria del mundo avien aborrešida,
Por ganar en los šielos alegria complida.

62.El Salvador del mundo,que por nos carne prÝso,
De que fˇ bateado,quando ayunar quiso,
Por a nos dar exiemplo al desemrto se miso,
Ende saliˇ el demon,mas saliˇ ent mal repiso.

63.Los meiores de Egipto,campannas benedictas,
Por quebrantar sus carnes fašense ermitas,
Tienen las voluntades en corazˇn mas fitas,
Fueron de tales omnes muchas cartas escritas.

64.Yo,pecador mezquino,en poblado, quÚ fago !
Bien como, e bien bebo,bien visto, e bien yago,
De vevir en tal guisa sabe Dios non me pago,
Ca trahe esta vida un astroso fallago.

65.El sašerdot prešioso,en qui todos fiaban,
Desamparˇ a Cannas, do mucho lo amaban
Parientes, e amigos, qui mucho li costaban,
Alzˇse a los yermos,do omnes no moraban.

66.Quando se viˇ solo, del pueblo apartado,
Folgˇ,commo si fuesse de fiebre terminado,
Rendie grašias a Christo, que le avie guiado,
Non tenie (bien sepades) pora šena pescado.

67.El ermitanno nuevo diose a grant lazerio,
Fašiendo muchas prešes,rezando su salterio,
Diciendo bien sus oras todo su ministerio,
Dabale a las carnes poco de refrigerio.

68.Sufriendo vida dura,yašiendo en mal lecho,
Prendie el omne bueno de sus carnes derecho,
El mortal enemigo sediel en su asecho,
Destas aflišiones aviel grant despecho.

69.Porque fašie mal tiempo,caye fria elada,
O fašie viento malo,oriella destemplada,
O niebla precodida, o pedrisca irada,
El todo este lašerio non lo prešiaba nada.

70.Sufrie fiero lašerio las noches,e los dias,
Tales commo oyestes en otras fantasia,
Mas el buen christiano sušesor de Helias
Non lo prešiaba todo quanto tres chirivias.

71.Cuntiˇ gran negligenšia a los que lo sopieron,
El logar do estido,que non lo escribieron,
O creo por ventura,que non lo entendieron,
Que se cambiaba siempre,ende non lo dixieron.

72.Doquier quel estido en val,o en poblado,
Era por el su merito el logar mas honrado,
Ca por el omne bueno, commo diše el tratado,
Et por el confessor es logar sagrado.

73.Anno e medio sˇvo en la ermitannÝa,
Dizlo la escriptura, ca yo non lo sabia,
Quando non lo leyesse, decir non lo querria,
Ca afirmar la dubda grant pecado avria.

74. Todos los sus lašerios, todas las tentaciones
Non lo sabrien dešir los que leen sermones,
Si non los que sofrieron tales tribulašiones,
Et pasaron por ellas con firmes corašones.
75. Oraba el bon omne de toda voluntat
A Dios que defendiesse toda la christiandat,
Diesse entre los pueblos pan, e paz, e verdat,
Temporales temprados, amor, e caridat.
76. Oraba por los enfermos, que diese sanidat,
A los encaptivados que diese enguedat,
Et a la yent pagana tolliese podestat
De fer a los christianos premia, e crueldat.
77. Oraba muy afirmes al su Sennor divino,
A los ereges falsos, que semnan mal venino,
Que los refiriesse, šerrasseles el camino,
Que la fee non botasse la fez del su mal vino.
78. Oraba a menudo a Dios Úl por si mismo,
Quelque era padre, e luz del christianismo,
Guardaselo de juro, e de mortal sofismo.
Por non perder el pacto, que fizo al baptÝsmo.
79. Non se le olvidaba orar por los passados,
Los que fieles fueron, murieron confessados,
Por otros sus amigos, que tenia sennalados,
Dešie el omne bueno pater nostres doblados.
80. Sennor Sancto Domingo usado de lašerio,
Non daba a sus carnes de solozar nul remedio,
VÝsco en esta vida un anno e medio,
Sabet que poco višio ovo en este comedio.
81. Por amor que viviesse aun en mayor penitenšia,
Et non fišiesse nada a menos de licencia,
Asmˇ de ferse monge, e fer obedienšia
Que fuesse travado  fora de su potenšia.
82. Non lo tenga ninguno esto a liviandat,
Nin que menoscabo de la su sanctidat,
Ca en sÝ ovo siempre complida caridat,
Quen poder ageno metiˇ su voluntat.
83. Desšendiˇ de los yermos el confessor onrrado,
Vino a San Millßn, logar bien ordenado
Demandˇ la mongia, dierongela de grado,
Fˇ bien se acordasse la fin a este estado.
84. PrÝso bien la orden el novel caballero
Andando en conviento Úxo muy buen claustrero,
Manso, e avenido, sabroso compannero,
Humillˇse en fechos, en dichos verdadero.
85. Grado bueno a Dios, e a Sancta Maria,
Non avini  meior nul monge en la mongia,
Lo que dišie la regla, fašia Úl todavia,
Guardaba bien la orden sin ninguna folia.
86. Sennor Sancto Domingo leal escapulado
Andaba en la orden commo bien ordenado,
Los ojos aprimidos, el capiello tirado,
La color amariella, commo omne lazrado.
87. Que quier que mandaba el su padre abat,
O prior propuesto de la sošiedat,
Obedesšie Úl Juego de buena voluntat,
Teniengelo los buenos a bona christiandat.
88. En la claustra, nin en coro nin entro logar,
Que vedaba la regla, Úl non querie fablar,
Qui quiere que en šierto lo quisiesse buscar,
Fose a la eglesia ašerca del altar.
89. Si ad opera manum los mandaban exir,
Bien sabie el bon omne en ello avenir.
Por nula iongleria non lo farian reir,
Nin vilania ninguna de la boca salir.
90. Porque era tan bono el fraile tan honesto,
Et la obedienšia lo trovaba tan presto,
Et de tan bona guisa era todo su gesto,
Algunos avia dellos, que les pesaba desto.
91. Si los otros sus fradres lo quisiessen sofrir,
Ell de la eglesia nunqua querria exir,
Las noches, e los dÝas y los querrie trošir.
Por salvar la su alma, al Criador servir.
92. A Úl cataban todos commo a un bon espeio,
Ca yašie grant tesoro so el su buen pelleio.
Por padre lo cataban esse sancto conšeio,
Foras algun maliello, que valie poquilleio.
93. Ante vos lo dixiemos, si bien vos remembrades,
Que serie luenga soga dešir las sus bondades,
Movamos adelante, si nos lo conseiades,
Ca aun mucho finca mas de lo que coidades.
94. El abat de la casa fablˇ con su conviento,
Asmaron una Cosa, fišieron paramiento
De ensayar este omne qual era su taliento,
Si era tal por todo qual a Úl demonstramiento.
95. Dixieron ensaemosle, veremos que tenemos,
Quando lo entendieremos, mas seguros seremos,
Ca diz la escriptura, e leerlo solemos,
Que oimos la lengua, mas el cuer non sabemos.
96. Mandemosle que vaya a alguna deganna,
Que sea bien tan pobre commo pobre cabanna,
Si fer non lo quisiere, o demonstrare sanna,
Alli lo entenderemos, que tiene mala manna.
97. ăerca era de Cannas, e es oyen dia,
Una casa por nombre dicha Sancta Maria,
Essa era muy pobre, de todo bien vašia,
Mandaronle que fose prender essa valia.
98. Consintiˇ el bon omne, non desviˇ en nada,
Fizo el inclÝn luego, la bendišion fo dada,
Orˇ al cuerpo sancto orašion breviada,
Dixo palabras pocas, razon  acordada.
99. Sennor, dixo, que eres de complido poder,
Ca a los que bien quieres non los dexas caer,
Sennor tu me aparta, cayate en plš;er,
Que lo que he lazrado non lo pueda perder.
100. Siempre cobdišie esto, e aun lo cobdišio,
Apartarme de el sieglo de todo so bollišio,
Vevir so la tu regla, morar en tu servišio:
Sennor meršed te clamo, que me seas propišio.
101. Por ganar la tu grašia fize obedienšia,
Por vevir en tormento, morir en penitenšia,
Sennor por el tu miedo non quiero ver fallenšia,
Si non, non ixiria de esta mantenenšia.
102. Sennor, yo esto quiero quanto querer lo debo,
Si non, de mi faria a los demonios šebo,
Contra la aguijada cošear non me trevo,
Tu sabes este vaso, que sin grado lo bebo.
103. Por algun servišio fašer a la Gloriosa,
Creo bien, e entiendo, que es honesta cosa,
Ca del Sennor del mundo fuÚ Madre, e Esposa,
Plašeme ir a la casa, enna qual ella posa.
104. Ixiˇ del monesterio el sennor a amidos
Despidiˇse de todos los sus fraires queridos,
Los que bien lo amaban fincaban doloridos,
Los que lo bastešieron yß eran repentidos.
105. FuÚ a Sancta MarÝa el varon benedicto,
Non fallˇ pan en ella, nin otro ningun victo,
Demandaba almosna commo romero fito,
Todos le daban algo, qui media, qui zatico.
106. Con Dios, e la Gloriosa, e la creenšia sana,
Viniele buena cosa de ofrenda cutiana,
De noche era pobre, rico a la mannana,
Bien partie la gananšia con essa yent christiana.
107. El varon del buen seso por la ley comprir ,
Queriendo de lašerio de sus manos vevir,
Empezˇ a labrar por dexar de pedir,
Ca era grave cosa para Úl de sofrÝr.
108. Meiorˇ en las casas, e ensanchˇ heredades.
Compuso la eglesia, esto bien lo creades,
De libros, e de ropas, e de muchas bondades:
Sufriˇ en este comedio muchas adversidades.
109. Yo Gonzalo, que fago esto a su amor,
Yo la vi, assi veya la faz del Criador,
Una chica cošina asaz poca labor,
Y escriben que la fizo esse buen confessor.
110. FuÚ en pocos de annos la casa arreada,
De labor de ganados asaz bien aguisada,
Yß trovaban en ella los mezquinos posada,
Por Úl fuÚ, Deo grašias, la eglesia sagrada.
111. Confessˇ a su padre, fizolo fradear,
Ovo ennas sus manos en cabo a finar,
Soterrˇlo el fijo en el mismo fossar ,
Pesame que non somos šerteros dellogar.
112. La madre que non quiso la orden rešebir,
Non la quiso el fijo a casa adušir,
Ovo en su porfidia la vieia a morir:
Dios haya la su alma, si lo quiere oir!
113. Dexemos al bon omne folgar en su posada,
Ministrar a los pobres elli con su mesnada;
Demos al monasterio de Samillßn tornada,
Ca aun non es toda la cosa recabdada.
114. El abbat de la casa, como omne senado,
Metiˇ en esto mientes, tovosse por errado
Por tal omne commo este seer asi apartado,
Porque el monesterio serie mas ordenado.
115. Aplegˇ su conviento, tractaron esta cosa,
Vidieron que non era apuesta, nin fermosa,
Tan perfecto christiano de vida tan prešiosa,
Fašerle degannero en deganna astrosa.
116. Dixeron todos: plaznos, que venga a conviento,
Todos havemos dello sabor et pagamiento,
Conosšemos en elle de bondat complimiento,
DÚl nunca rešibiemos ningun enoiamiento.
117. Embiaron por elli luego los companneros,
Rogar non se dexaron mucho los mensayeros.
Obedešiˇ Úl luego a los dichos primeros,
Abrieronle las puertas de grado los porteros.
118. Entrˇ, al cuerpo sancto fizo su orašion,
Desend subiˇ al coro prender la bendišion,
Ovieron con Úl todos muy grant consolašion,
Commo con companneros de tal perfecšion.
119. El perfecto christiano de la grant pašienšia,
Tan grant amor coiˇ conna obedienšia,
Que por todas las muebdas, por toda la sufrenšia,
Nunqua moverse quiso a ninguna falenšia.
120. Diole tamanna grašia el Rey šelestial,
que yß non semeiaba criatura mortal,
Mas o angel, o cosa, que era spirital.
Que vivie con ellos en figura carnal.
121. En logar de la regla todos a Úl cataban,
En claustra, e en coro por Úl se cabdellaban:
Los dichos que dišia melados semeiaban,
Commo los que de boca de Gregorio manaban.
122. Porque era tan bono, de todos meiorado,
El abbat de la casa diˇle el priorado:
Querielo si podiesse escusar de bon grado,
Mas dešir, non lo quiero, tenialo por pecado.
123. Tovo el priorado, dizlo el cartelario,
Commo pastor derecho, non commo meršenario,
Al lobo maleito de las almas contrario.
Tenielo reherido fuera del sanctuario.
124. Muchas cosas que eran mala-miente posadas,
Fueron en buen estado por est prior tornadas
El abat si andaba fuera a las vegadas,
Non trovaba las cosas al torno peyoradas.
125. Beneita la claustra, que guia tal cabdiello.
Beneita la grey, que hß tal pastoršiello!
Do hß tal castellero, feliz es el castiello,
Con tan buen portillero feliz es el portiello.
126. Una cosa me pesa mucho de corašon,
Que avemos un poco a cambiar la razon,
Contienda que le nas~iˇ al pre~ioso varon,
Porque passˇ la sierra, e la fuend de gaton.
127. El rey don Garšia de Nagera sennor,
Fijo del rey don Sancho el que dišen mayor ,
Un firme caballero, noble campeador,
Mas para Sant Millßn podrie ser meior;
128. Era de buenas mannas, avie cuerpo fermoso,
Sobra bien razonado, en lides venturoso,
Fizo a mucha mora vidua de su esposo;
Mas avie una tacha, que era cobdicioso.
129. Fizo sin otras muchas una caballeria,
ConquÝso Calaforra, siella de bispalia,
Ganˇle su eglesia a la Virgen Maria,
Diˇle un gran servicio a Dios en esse dia.
130. El rey don Fernando, que mandaba Leon,
Burgos Con la Castiella, Castro, e Carrion,
Amos eran hermanos, una generaciˇn,
Era de los sus reinoS Monte Doca moion.
131. Vino a Sant Millßn, moviˇlo el pecado,
Por qual cueta que era vinie desaborgado,
Demandˇ al conviento quando fuÚ albergado,
Bien gelo entendieron, que non vinie pagado.
132. Abbat, dixo el rey, quiero que me oyades,
Vos, e vuestro conviento los que aqui morades,
Porque es mi venida quiero que lo sepades,
Qui escusar non vos puedo, quiero que me valades.
133. Contarvos mi fašienda serie luenga tardanza,
Que las razones luengas sempre traen oianza,
Abreviarlo quiero, e non fer alonganza,
Quiero de los thesoros, que me dedes pitanza.
134. Mis abuelos lo dieron, cosa es verdadera,
Esto, e lo al todo de la sazon primera.
Presten a mi ahora, cosa es derechera,
Aun los pecharÚmos por alguna manera.
135. El abbat, e sus frailes fueron mal espantados,
Non recudie ninguno, tant eran desarmados,
El prior entendiˇlo que eran embargados,
Recudiol, e dÝxol unos dichos pesados.
136. Rey, diz, meršed te pido, que sea escuchado,
Lo que deširte quiero, non te sea pesado,
Pero que so de todos de seso mas menguado,
Cosa desaguisada non dizrÚ de mi grado.
137. Tus abuelos fišieron este sancto ospital,
Tu eres padron dende, e sennor natural;
si esto te negassemos fariamoslo muy mal,
Pecariamos en ello pecado criminal.
138. Los qui lo levantaron a la orden lo dieron,
Metieron heredades, tesoros ofrešieron,
Por dar a Dios servišio por esso lo fišieron,
Non tomaron por ello desque lo y metieron.
139. Lo que una vegada a Dios es ofrešido.
Nunca en otros usos debe ser metido,
Qui ende lo camiasse serie loco tollido,
En die de el indišio seriele retrahido.
140. Si esto por ti viene, eres mal acordado,
Si otro lo conseia, eres mal conseiado,
Rey guarda tu alma, non fagas tal pecado,
Ca serie sacrilegio, un crimen muy vedado.
141. Sennor bien te conseio que nada emprendas,
Vive de tus tributos, de tus derechas rendas,
Por aver que non dura la tu alma non vendas,
Guardate ne ad lapidem pedem tuum offendas.
142. Monge, dixo el rey, sodes mal ordenado,
De fablar antel rey, quÚ vos fizo osado?
Paresše de silenšio qui non sodes usado,
Bien creo que seredes en ello mal fallado.
143. Sodes de mal sentido, commo loco fablades,
Fervos e sin los oios, si mucho papeades,
Mas conseiarvos quiero, que callado seades,
Fablades sin lišencia, mucho desordenades.
144. El prior sˇvo firme, non diˇ por ello nada,
Rey dixo, yo en esto verdad digo probada,
Non serie por decretos, nin por leyes falsada,
Tu en loguer prometesme asaz mala sollada.
145. Yo non lo merešiendo, rey, so de ti mal trecho,
Menazasme a tuerto, yo dišiendo derecho,
Non devies por tal cosa de mi aver despecho:
Rey, Dios te defienda, que non fagas tal fecho.
146: Monge, dixo el rey, sodes muy razonado,
Legista semeiades, ca non monge travado,
Non me ternÚ de vos, que so bien vendegado,
Fasta que de la lengua vos aya estemado.
147. Todas estas menazas, quel rey contaba,
el varon beneyto nada non las prešiaba,
Quanto Úl mas dišia, Úl mas se esforzaba,
Pesabale sobeio porque el rey peccaba.
148. Rey, dixo mal fašes, que tanto me denuestas,
Dišes con la grant ira palabras descompuestas,
Grant carga de pecado echas a las tus cuestas,
Que de membres agenos quieres fer tales puestas.
149. Las erranzas que dišes con la grant follonia
Et los otros pecados que fašes cada dia,
Perdonetelos Christo, el fijo de Maria :
Mas de quanto te dixe yo non me camiaria.
150. Fablˇ el rey, e dixo: don monge denodado,
Fablades commo qui siede en castiello alzado;
Mas si prender vos puedo defuera del sagrado,
Seades bien seguro, que seredes colgado.
151. Fablˇ Santo Domingo, del Criador amigo:
Rey, por Dios que oyas esto que te digo:
En cadena te tiene el mortal enemigo.
Por esso te enšiende que barages conmigo:
152. La ira, e los dichos adušente grant danno,
El diablo lo urde, que trahe grant enganno.
Embargado so mucho, rey, del tu sosanno,
Quantos aqui sedemos yac;emos en mal banno.
153. Puedes matar el cuerpo, la carne mal traer,
Mas non as en la alma, rey, ningun poder:
Dizlo el Evangelio, que es bien de creer ,
El que las almas iudga, esse es de temer .
154. Rey, yo bien te conseio commo a tal sennor,
Non quieras toller nada al sancto confessor,
De lo que ofrešiste non seas robador,
Si non, ver non puedes la faz del Criador.
155. Pero si tu quisieres los thesoros levar,
Nos non te los daremos, vetelos tu tomar,
Si non los amparare el padron del logar,
Nos non podremos, rey, contigo baraiar.
156. Irado fo el rey, sin conta, e sin tiento,
Afiblˇse el manto, partiˇse del conviento,
Tenie que avie priso grant quebrantamiento,
A vie del prior solo sanna, e mal taliento.
157. Fincˇ con su conviento el confessor honrado,
Por todos los roidos Úl non era cambiado,
Guardaba su ofišio. que avie comendado,
Si lo fišiesen martir seria Úl muy pagado.
158. Entrˇ al cuerpo sancto, e dixo a Samillan:
Ay padre de muchos que comen el tu pan!
Vees ques el rey contra mi tan viIlan,
Non me dß mayor onrra, que farie a un can.
159. Sennor, que de la tierra padre eres, e manto,
Rogote que te pese este tan grant quebl:anto,
Ca yo por ti lo sufro, sennor, e padre sancto,
Pero por sus menazas yo poco me espanto.
160. Confessor, que partiste con el pobre la saya,
Tu non me desampares, tu me guia do vaya.
Quel tu monesterio por mi mal non aya,
Et este leon bravo por mi non lo maltraya.
161. Cosa es manifiesta, que es de mi Ýrado,
Et buscarß entrada por algun mal forado,
Farß mal a la casa, non temerß el pecado,
Ca bien gelo entiendo, que es. mal ensennado.
162. Commo Úl lo asmaba, todo assi avino.
Semeiˇ en la cosa šertero adevino,
Que avie a comer pan de otro molino,
Et non serie a luengas en Samillan vešino.
163. Sˇvose muy quedado, sopose encobrir,
Su voluntat non quiso a nade descobrir,
Atendie esta cosa a que podrie exir,
Pero Úl non šessaba al Criador servir.
164. El diablo en esto de balle non sestÝdo,
Ovo un mal conseio aina bastešido:
Demonstrole al rey un sendero podrido,
Por vengar el despecho que avie conšebido.
165. Fablˇ con el abbat el rey don Garšia:
Abbat, diz, so mal trecho en vuestra abbadia.
Por iuego, nin por vero nunca lo cuidaria,
Que yo en esta casa repoyado seria.
166. Afirmes vos ío digo, quiero que lo sepades,
Si del prior parlero derecho non me dades,
LevarÚ los thesoros, aun las heredades,
Que quantos aquÝ sodes por las puertas vayades.
167. El abbat non firme fuÚ ayna cambiado,
Era, commo creemos, de embidia tocado:
OtorgolÝ al rey, que lo farie de grado,
Nin fincarie en casa, nin en el priorado,
Diz el rey: con esto, serÚ vuestro pagado.
168. Lo que Sancto Domingo avie ante asmado,
Ya yba vediendo la tela, mal pecado.
Fˇ de la priora que tenie, despojado,
Et fuÚ a muy grant tuerto de la casa echado.
169. Pusieron por escusa, que lo fašien sin grado,
Porque vedian que era el rey su despagado,
Et por esta manera lo avrian amansado,
Et aurie el despecho que tenie olvidado.
170. Dieronle do viviesse un pobre logareio,
End non podrie trovar asaz poco conseio,
El toda esta coita vediala por trebeio,
Reveyese en ella commo en un espeio.
171. Tres fueron los logares, assi commo leemos,
Mas do fueron, o quales, esto non lo sabemos,
Todos eran mezquinos, entenderlo podemos,
Non li darian los ricos, segun que lo creemos.
172. Diˇle Dios bona grašia, ca Úl la merešia,
Dabanle todos tanto quanto menester avia,
Vivrie, si lo dexassen, en esso que tenia,
Mas el mal enemigo esso non lo queria.
173. Non podie el rey oblidar el despecho,
Por buscarle achaque andaba en assecho.
Ante de medio anno echoli un grant pecho,
Cuidˇ por esta manna aver delli derecho.
174. Dixol Sancto Domingo: rey. en quÚ contiendes?
Semeia que cutiano mas mucho te enšiendes;
QuÝero que lo entiendas, si bien non lo entiendes:
Someia que tu tiempo en balde lo espiendes.
175. Rey, tu bien lo sabes, nunqua me diste nada,
Nin pecunia agena non tengo comendada,
Non querÝa tal cosa tenerla condesada,
Mas querrÝa partirla entre la gent lazrada.
176. Por Dios que non me quieras tan mucho segudar,
Sepas de mi non puedes nulla cosa levar,
Aun porque quisiesse non terria que dar:
Xugo del fuste seco qui lo podrie sacar?
177. Monge, dixo el rey, non sodes de creer.
Sabemos que tenedes alzado grant aver,
Quando la abbadia teniades en poder,
Bien me lo dišen todos qui soliades fašer.
178. Rey, esto me pesa mas que todo lo al,
Sobponesme furto, un pecato mortal,
Yo nunca alšÚ proprio, nin fize cosa atal,
Adugo por testigo al Padre Spirital.
179. Don monge, diz el rey ,mucho de mal sabedes,
Lo que todos sabemos por niego lo ponedes,
Essas ypocrisias, que combusco traedes,
Bien creo que en cabo amargas las veredes.
180. Rey, dixo el monge, si tal es mi ventura,
que non pueda contigo aun vida segura,
Dexar quiero tu tierra por foir amargura,
IrÚ buscar do viva contra Estramadura.
181. Comendˇse al padre, que abre e que šierra,
Despidiˇse de todos, desamparˇ la tierra,
Metiˇse en carrera, e atravesˇ la sierra,
Por tierras de Nagera contesšiol mala yerra.
182. Quando fˇ de las sierras el varon declinando,
Bebiendo aguas frias, su blaguiello fincando,
Arribˇ a la corte del bon rey don Fernando,
Plˇgo al rey, e dixo, quel cresšie grant vando.
183. Prior, dixo el rey, bien seades venido,
De voluntad me place que vos Ú conosšido,
Con vuestra connosšenšia tengome por guarido,
Plˇgo con Úl a todos, e fˇ bien rešibido.
184. Rey, dixo el monge, mucho te lo gradesco,
Que me das tan grant onrra, la que yo no merezco,
Mas por Dios te lo pido, a quien yo obedezco,
Que rešibas un ruego que yo a ti ofrezco.
185. Exido so del reyno do našÝ, e vivia,
Porque con tu hermano avenir non podia:
Ruegote que me dones una ermitania,
Do sirva al que nasšio de la Virgen Maria.
Plazme, dixo el rey, esto por la fe mia.
186. Dexemos al bon omne con el rey folgar,
Convienenos un poco la materia a cambiar,
Non podriemos sin esso la razon acordar,
Porque nos alonguemos bien sabremos tornar.
187. En tierra de Carazo, si oyestes contar,
Una cabeza alta, famado castellar,
Habie un monesterio, que fuÚ rico logar,
Mas era tan caido, que se querie ermar .
188. Solie de monges negros vevir y bon conviento,
De cuyo ministerio avie Dios pagamiento,
Mas era de tal guisa demudado el viento,
Que fascas non avien ningun sostenimiento.
189. Todo esti menoscabo, esta tan grant fallenšia,
Vinie por mal recabdo, e por grant negligenšia,
Ca avie enna casa puesto Dios tal sentenšia,
Pora Sancto Domingo dar honorifišenšia.
190. Pero avie en casa aun monges, y a quantos,
Que fašien bona vida, e eran omnes sanctos,
Estos eran bien pobres de sayas e de mantos,
Quando avien comido fincaban non muy fartos.
191. Avie entre los otros un perfecto christiano,
Commo diz el scripto, dicienle Liciniano,
Avie pesar, e coita deste mal sobrazano,
Que siempre peyoraba invierno, e verano.
192. Entrˇ a la eglesia, plegˇ antel altar ,
Declinˇ los ynoyos, empezˇ a rogar:
Sennor Dios, a qui temen los vientos, e la mar,
Tu torna los tus oyos sobre este logar.
193. Sennor, a nos non cates, que somos pecadores,
Et somos sin recabdo non bonos provisores,
Miembrete de los bonos nuestros antecessores,
Que deste monesterio fueron contenedores.
194. Sennor, onde que sea, embianos pastor,
Que ponga esta casa en estado meior,
Mal nos faše la mengua, la verguenza peior,
Esta por que aviene tu eres sabidor.
195. Sennor Sant Sabastian, del logar vocašion,
Martir de Dios amado oye mi orašion,
Tuelli deste monesterio esta tribulašion,
Non caya la tu casa en tan grant perdišion.
196. Dadnos qui nos captenga, siervo del Criador,
Qui sofrist grant martirio por ganar su amor,
Porque nos somos malos, y de poco valor,
Non caya la tu casa en tan grant desonor.
197. Casa que fo tan rica, de tan grant complimiento,
Do trovaban conseio mas de šient vešes šiento,
Vivien de bonos monges en ella gran conviento,
Ayna de serpientes serß habitamiento.
198. Sennor, meršed te clamo, sea de ti oÝdo,
Tan noble monesterio non sea destroido,
Busca algun conseio, martir de bon sentido,
De esta petišion con esto me espido.
199. La orašion devota fue de Dios exaudida,
Ca fašiela el monge de voluntat complida,
Aspirˇ en el rey prÝncipe de bona vida,
Una cosa que ante non avie comedida.
200. Vinole a desoras al rey en corazon,
De dar el monesterio al prešioso varon,
Metrie Dios en la casa su sancta bendišion,
Cessarie por ventura aquella maldišion.
201. El rey del buen tiento fablˇ con sus varones,
Con los mayores prinšipes, e los mas sabidones:
Oydme, dixo, amigos, unos pocos sermones,
A lo que dešir quiero abrit los corazones.
202. Todos lo entendemoslol, cosa es conosšida,
La eglesia de Silos commo es decaida,
Fašienda tan granada en tanto empobrida,
Abes pueden tres monges aver en ella vida.
203. Por los nuestros pecados todo aquesto passamos,
Que somos pecadores, e non nos emendamos,
Sola-mientre en ello cabeza non tornamos,
Sepades que en esto dura-mientre erramos.
204. Es por un monesterio un reino captenido,
Ca es dias e noches Dios en elli servido,
Assi puede seer un reino maltraido
Por un logar bono, si es esperdešido.
205. Si a todos ploguiesse, terria por bien esto,
Oviessemos un omne devoto, e honesto,
Et tal es mi creenšia, que yo lo tengo presto
En qui yo non entiendo de desorden nul gesto.
206. El prior de Samillan es entre nos caido.
Omne de sancta vida, e de bondat complido,
Es por qual manera de su tierra exido,
Por Dios avino esto, commo yo so creido.
207. Serie pora tal casa omne bien aguisado,
Es de recabdo bono, demßs bien avisado,
Es en quanto veemos del Criador amado,
Vernie el monesterio por Úl a su estado.
208. Rey, dixieron, as nos en han logar fablado,
Tenemostelo todos a meršed, e a grado,
Entendemos que dices conseio avisado,
Otorgamoslo todos, si tu eres pagado.
209. Trataron con el bispo todo este consejo,
Tovolo el obispo por muy bueno sobeio,
Non contradixo omne, nin grant, nin poquilleio,
Nin fˇ pesante dello, nin villa, nin conšeio.
210. Los monges de lß casa quando lo entendieron,
Nunqua tamanno gozo un dia non ovieron,
Fueron a la eglesia a Dios grašias rendieron,
El Te Deum laudamus de buen cuer lo dixieron.
211. Confirmˇlo el bispo, diol ministramiento,
Desende bendixolo, fizol su sagramiento,
Diˇle silla, e croza, todo su complimiento,
Fizol obedienšia de grado el conviento.
212. Quando fuÚ acabado todo el ministerio,
El abbat beneito vino al monesterio:
Solo que de los piedes premiˇ el šiminterio,
Oblidaron los monges el passado lašerio.
213. El rey don Fernando, de Dios sea amado,
Commo lo fuera siempre, fˇ muy bien ensennado,
Non lo embiˇ solo, mas bien acompannado,
Ca embiˇ con elli mucho omne onrrado.
214. Embiˇ bonos omnes, e altas podestades,
Clerigos, calonges, e benitos abbades,
Manšebillos, e vicios, de diversas edades:
Bendicho sea rey que faz tales bondades!
215. Fˇ en la abadia el varon assentado,
Con la fašienda pobre era fuert embargado,
Mas cambiˇlo ayna Dios en meior estado,
Fˇ en bona folgura el lazerio tornado.
216. Fˇ luego a las primas la orden reformada,
La que por mal pecado yß era desatada:
Coiˇ de companneros companna mesurada,
Los que vedie que eran de manna pesada.
217. Las noches, e los dias lazraba el varon,
Los dias porcaszando, las noches en orašion:
Conformaba sus frayres, tenieles bien lecšion,
A grandes, y a chicos daba egual rašion.
218. Los monges eran bonos, amaban su pastor,
Metiˇ Dios entrellos concordia e amor.
Non avie y entrada el mal revolvedor,
Qui Adan, e ad Eva volviˇ con su sennor.
219. El rey don Fernando sea en paradiso,
Ya vedie de la casa quel veder quiso:
Vedie que su maiuelo, naturalmente prÝso,
Non se tenie, Deo grašias, dest fecho por repiso.
220. El rey e los pueblos dabanles adiutorio.
Unos en la eglesia, otros en refictorio.
Otros en vestuario, otros en dormitorio,
Otros en ofišiero, otros en responsorio.
221. Vedie su monesterio todo bien recabdado,
Eglesia bien servida, conviento bien ordenado,
Abbat de sancta vida, de bondat acabado,
Dišie entre si mismo, Dios tu serßs laudado.
222. Non vos querria mucho en esto detener,
Querria adelante aguiar e mover ,
Empenzar enna obra, dßndome Dios poder,
Ca otras cosas muchas avemos de veer.
223. Oido lo avedes, si bien os acordades,
Este abbat Benito, lumne de los abbades,
Quantas sofriˇ de coytas, e de adversidades,
Por ond a pasar ovo de orto ya las rades.
224. Porque fˇ siempre casto, de buena pašienšia,
Humilloso, e manso, amˇ obedienšia,
En dicho, e en fecho se guardˇ de falenšia,
Avie Dios contra elle sobra de grant bienquerenšia.
225. El Rey de los reyes, por qui tanto sofrie,
Bien gelo condesaba quanto elli fašie,
Por darle bon confuerto de lo que merešie,
Quisole demostrar qual galardon avrie.
226. El confesor glorioso, un cuerpo tan lazrado,
DurmÝese en su lecho, ca era muy cansado,
Una vision vido, por ond fuÚ confortado,
Del lašerio futuro, siquier del passado.
227. Assi commo leemos, los que lo escribieron,
De la su boca misma del misme lo oyeron,
Sabemos que en ello toda verdat dixieron,
Nin un vierbo menguaron, nin otro ennadieron.
228. Apartˇ de sus monges los mas familiares,
Los que tenien en casa los mayores logares:
Amigos, dixo, ruegovos com a buenos reglares,
Lo que dešir vos quiero, que non lo retrayades.
229. Vediame en suennos en un fiero logar,
Oriella de un flumen tan fiero commo mar,
Quiquiere avrie miedo por a el se plegar,
Ca era pavoroso, e bravo de passar.
230. Ixien delli dos rios, dos aguas bien cabdales,
Rios eran muy fondos, non pocos regaiales,
Blanco era el uno commo piedras de cristales,
El otro plus vermeio, que vino de parrales.
231. Vedia una puente enna madre primera,
Avie palmo e medio, ca mas ancha non era,
De vidrio era toda, non de otra madera,
Era por non mentirvos, pavorosa carrera.
232. Con almßtigas blancas de finos ojolatones,
En cabo de la puent estaban dos varones,
Los pechos ofresados, mangas, e cabezones,
Non dizrien el adobo, loquele, nec sermones.
233. La una destas ambas tan onrradas personas
Tenia enna su mano dos prešiosas coronas
De oro bien obradas, omne non vÝo tan bonas,
Nin un omne a otro non diˇ tan ricas donas.
234. El otro tenie una seis tantos mas fermosa,
Que tenie en su šerco mucha piedra prešiosa,
Mas lušie que el sol, tant era de lumnosa,
Nunqua omne de carne vÝo tan bella cosa.
235. Clamˇme el primero, que tenie las dobladas,
Que passasse a ellos, entrasse por las gradas:
Dixeli yo, que eran aviessas las passadas:
Dixo Úl, que sin dubda entrasse a osadas.
236. Metime por la puente, maguer estrecha era,
PassÚ tan sin embargo commo por grant carrera:
Rešibieronme ellos de fermosa manera,
Veniendo contra mi por media la carrera.
237. Fraire, plaznos contigo, dixo el blanqueado,
T˙ seas bien venido, e de nos bien trovado:
Veniemos por deširte un sabroso recado,
Quando te lo dixieremos terraste por pagado.
238. Estas que t˙ vedes coronas tan onrradas,
Nuestro Sennor las tiene pora ti condesadas,
Cata que non las pierdas quando las has ganadas.
Ca quiere el diablo avertelas furtadas.
239. Dixeles yo: sennores, por Dios que me oyaqes,
Porque viene aquesto, que vos me lo digades:
Yo non so de tal vida, nin fiz tales bondades,
La razon de la cosa vos me la descubrades.
240. Bona razon demandas, dixo el mensagero.
La una porque fustes casto, e buen claustrero.
En la obedienšia non fuste refertero,
A esso te darÚmos responso bien šertero.
241. La otra te ganˇ mienna Sancta Maria,
Porque la su eglesia consagrˇ la tu guia,
En el su monesterio fešist grant meioria.
Es mucho tu pagada, ende te la embia.
242. Esta otra teršera de tanta fašienda,
Por este monesterio, que es en tu comienda,
Que andaba en yerro commo bestia sin rienda,
Has tu sacado ende pobreza, e contienda.
243. Si tu perseverares en las mannas usadas,
Tuyas son las coronas, ten que las as ganadas,
Abran por ti repaire muchas gentes lazradas,
Que vernßn sin conseio, irßn aconseiadas.
244. Luego que me ovieron esta razon contada,
Tollieronseme doios, non pˇdi veer nada:
DespertÚ, e signeme con mi mano alzada,
Tenia Dios lo sabe, la voluntad cambiada.
245. Pensemos de las almas, fraires e companneros:
A Dios, e a los omnes seamos verdaderos:
Si fueremos a Dios leales, e derecheros,
GanarÚmos coronas, que val mas que dineros.
246. Por este sieglo pobre, que poco durarß,
Non perdamos el otro, que nunqua finarß:
Mezquindad por riqueza quÝ non la cambiarß?
QuÝ buscar la quisiere rehez la trobarß.
247. Demßs bien vos lo ruego, pido vos lo en dˇn,
Que yaga en secreto esta mi confession,
Non sea descubierta fata otra sazon,
Fata  que salga mi alma desta carnal prision.
248. Sennor Sancto Domingo lumne de las Espannas.
Otras vÝo sin estas visiones estrannas.
Mas non se las oyeron fraires de sus compannas,
Ca šeladas las tovo dentro en sus entrannas.
249. Por estas visiones que Dios le demostraba,
Ninguna vanagloria en Úl non encargaba.
Por servir a don Christo mas se escalentaba,
A otras vanidades cabeza non tornaba.
250. Assaz queria la carne, el diablo con ella.
Tollerlo del buen siesto, meterlo a la pella:
No lo pudieron fer, ond avien grant qllerella,
Porque del sol tan šerca sede esta estrella.
251. Del ruego que dixiera a los sus companneros,
Que non lo descubriessen, foronle derecheros,
Foron mientre el vÝsco bonos poridaderos,
Non querien del su padre exir por mestureros.
252. Sennor Sancto Domingo, confesor tan onrrado,
Debe a San Martino seer apareiado,
Que vÝo a don Christo del manto abrigado,
El que dado ovo al mesquino lazrado.
253. El confessor glorioso digno de adorar,
En todas las maneras lo quiso Dios onrrar,
En todos los ofišios lo quiso eredar,
Por en el paraÝso mayor gloria le dar.
254. Enna sazon primera fˇ pastor de ganado,
Un ofišio que era essi tiempo usado:
Desend aprÝso letras, fˇ preste ordenado,
Maestro de las almas, discreto, e temprado.
255. Despues fˇ ermitanno en que fˇ muy lazrado,
Viviendo por los yermos del pueblo apartado,
Vediendo malos gestos, mucho mal encontrado,
Do sufriˇ mas martirio, que algun martirizado.
256. Desend entrˇ en orden, fizo obedienšia,
Puso todo su pleito en agena potenšia,
Probˇ commo tan bueno fˇ de tal pašienšia,
Commo si lo oviesse priso en penitenšia.
257. Aun de la mongia subiˇ en mayor grado,
El abbat de la casa diˇle el priorado,
Todo vos lo avemos dicho, e renunzado,
El qual  fuego se vÝo commo fuÚ socarrado.
258. En cabo el bon omne pleno de santidat,
Porque fosse complido de toda dignidat,
Quisolo Dios que fuesse electo en abbat,
El elector en ello non errˇ de verdat.
259. Sin todas estas onrras que avie rešebidas,
Diˇli Dios otras grašias onrradas, e complidas,
De veer visiones, personas revestidas,
Oir tales promessas, quales vos e leidas.
260. Aun sÝn esta toda tan luenga ledania,
Dieronle otro prešio Dios, e Sancta Maria,
Pusieron en su lengua virtut de prophešia,
Ca prophetizˇ  sin dubda esto por connošia,
261. Por amor que creades que vos digo verdat,
Quiero vos dar a esto una auctoridat,
Commo fo Úl propheta, fablˇ šertanedat,
Pˇr ond fˇ afirmada la su grant sanctidat.
262. San Višent avie nombre un martir anšiano,
Sabina, e Cristeta de ambas fo ermano,
Todos por Dios murieron de violenta mano,
Todos yašien en Avila, non vos miento un grano.
263. El rey don Fernando siempre amˇ bondat,
Et metÝe en complirlo toda su voluntat,
Asmˇ de traslaudarlos a meior sanctidat,
Et metÚlos en tumbas de meior onestat.
264. Asmˇ un buen conseio essa fardida lanza,
Traerlos a San Pedro, que dišen de Arlanza:
Con esse buen conviento avrien meior fincanza.
Serien meior servidos sin ninguna dubdanza.
265. Contra tierras de Lara faza una contrada,
En rio de Arlanza en una renconada,
Yašie un monesterio, una casa onrrada,
San Pedro de Arlanza es por nombre clamada.
266. Avia y un abbat sancto, servo del Criador,
Don Garšia por nombre, de bondat amador,
Era del monesterio cabdiello, e sennor,
La grey demostraba qual era el pastor.
267. En vision le vino de fer un ministerio
Aquellos sanctos martires, cuerpos de tan grant prešio
Que los dessoterrasse del vieio šiminterio;
Et que los aduxiesse poral su monesterio.
268. Fablˇ con el rey al que Dios de bon poso,
Al que dišien Fernando, un prÝncep muy prešioso,
Tovolo por buen seso, e por fecho fermoso,
Non fˇ para complirlo el abbat perezoso.
269. Convidˇ los obispos, e los provinšiales,
Abbades, e priores, otros monges claustrales,
Diaconos, e prestes, otras personas tales,
De los del sennorio todos los mayorales.
270. Foron y caballeros, e grandes infanzones,
De los pueblos menudos mugieres, e varones,
De diversas maneras eran las prošessiones,
Unos cantaban laudes, otros dišien canšiones.
271. Aduxieron el cuerpo de sennor San Vicent,
Et de las sus ermanas onrrado bien, e gent,
Todos cantando laudes al Dios omnipotent,
Que sobre peccadores a siempre cosiment.
272. TravÚssaron el Duero, essa agua cabdal,
A bueltas Duraton, Esgueva otro tal,
Plegaron a Arlanza ašerca del ostal,
Non entrarien las gentes en sibelque corral.
273. Sennor Sancto Domingo el natural de Cannas,
Que nasšiˇ en bon punto, pleno de bonas mannas,
y vinie cabdellando essas bonas campannas,
Fašiendo captenenšias, que non avrien calannas.
274. Condesaron los cuerpos otro dÝa mannana,
Vinšenšio, e Sabina, e Cristeta su ermana,
Metieronlos en tumba firme, e adiana,
Fašia grant alegrÝa essa gent castellana.
275. En essa traslation destos tres ermanos
Fueron muchos enfermos de los dolores sanos,
Los unos de los piedes, los otros de las manos,
Ond rendien a Dios grašias, christianas e christianos.
276. Abbades, e obispos, e calonges reglares
Levaron end reliquias todos a sus logares,
Mas el abat de Silos, e sus familiares
Solo non las osaron tanner de los polgares.
277. Veno a su monesterio el bon abbat beneito,
Fˇ de sus companneros mucho bien rešebido,
Dixo el benedišite en voz muy sabrido,
Dixieron ellos, Dominus, en son bono complido.
278. Dixoles al conviento, por Dios que me oyades,
Saludarvos embian obispos, e abbades:
A rogarvos embian, por Dios que lo fagades,
En vuestras orašiones que vos lo rešibades.
279. Sennor dixieron ellos, quando a ti cobramos,
A Dios rendemos grašias, mas alegres estamos,
Esso al que nos dišes todo lo otorgamos,
Maspor una cosiella murmurantes estamos.
280. De las sanctas reliquias, que a cuestas traxiestes,
A quantos las pidieron, dellas a todos diestes,
A nuestro monesterio dellas non aduxiestes 
Tenemos que en esto negligenšia fišiestes.
281. Fablˇ contra est dicho la boca verdadera,
Recudiˇ buena-mientre, diˇ repuesta šertera,
Amigos, diz, por esto non ayades dentera,
Dios vos darß conseio por alguna manera.
282. Si vos  a Dios leales quisieredes seer ,
Et los sus mandamientos quisieredes tener,
El vos darß reliquias, que veredes plašer,
Yo sÚ que non podredes en esto fallešer.
283. Si non vos lo tollieren nuestros graves pecados.
Cuerpo sancto avredes, que seredes pagados,
Seredes de reliquias ricos, e abondados,
De algunos vešinos seredes embidiados.
284. Sennor Sancto Domingo, que esto les dišie,
Prophetaba la cosa, que avenir avie,
Maguer lo prophetaha, Úl non lo entendie,
Que esta prophešia en Úl mismo caye.
285. Algunos de los monges, que esto le oyen,
Esta adevinanza por nada la tenien:
Los otros mas maduros, que mas seso avien,
Tenien que estos dichos balleros non serien.
286. Demientre que Úl vÝsco todo lo propusieron,
Mas de que fuÚ passado los miraglos vidieron,
Membrˇles deste dicho, estonz lo entendieron.
Et las adevinanzas verdaderas ixieron.
287. En esto lo debemos, sennores, entender ,
Que lo que ante dixiemos podedes lo creer,
Que fuÚ vero propheta, diˇle Dios grant poder
Et grant espiramiento en dešir, e en fer .
288. Sennores, Deo grašias, contado vos avemos,
De la sancta vida lo que saber podemos,
Desaqui ayudandonos el Dios en qui creemos,
Este libro finamos, en otro contendremos.

 

Obras Completas de Gonzalo de Berceo,
Instituto de Estudios Riojanos, Logro˝o 1974 

volver
Biblioteca  Gonzalo de Berceo

copyright ę www.vallenajerilla.com